INTRODUCCIÓN:

El suelo pélvico es el conjunto de músculos situados en la zona baja del abdomen y pelvis. Se encargan de funciones como la estabilización de la zona lumbar, soporte de órganos y la incontinencia, tanto urinaria como fecal.

Epidemiológicamente hablando, afecta más a las mujeres (predominante en aquellas que hayan tenido uno o más partos)  que a los hombres.

Anatomia musculatura suelo pélvico

SINTOMATOLOGÍA

Incontinencia: no poder contener. Remarcar en este sentido que lo importante no es la cantidad, es el hecho.

Dolor lumbo-pélvico.

Micción dolorosa.

Nicturia: necesidad de levantarse a orinar por la noche ( más de dos veces).

Prolapsos de órganos pélvicos.

Disfunciones sexuales: dolor durante la estimulación sexual.

TÉCNICAS DE FISIOTERAPIA:

Toma de conciencia del suelo pélvico mediante ejercicios de propiocepción.

Masaje descontracturante a nivel intravaginal y abdominal.

Hipopresivos.

Estiramientos.

Electroterapia “ Biofeedback “.

CONCLUSIÓN:

La fisioterapia es una gran herramienta para alcanzar grandes resultados en estas disfunciones, llegando incluso a la remisión total de los síntomas en meses. La clave es una detección precoz de la patología y ahí reside el problema, ya que hay quienes mantienen reparos a la hora de admitir problemas de evacuación o sexuales (derivados de problemas con el suelo pélvico).

Cuídate, cuida tu suelo pélvico

NOTA:

Encontramos muchas mujeres en consulta con la creencia que correr fortalece al suelo pélvico, aquí os dejamos un artículo donde expertos hablan sobre ello:

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *